Mi nombre es Conor Thomas Traynor y soy nativo de Irlanda. He llegado a España en octubre de 2016 para dedicarme a mis estudios de Máster Oficial en la Universidad de Alcalá (Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera). Después me embarqué en la aventura que conlleva estudiar el Máster de Formación de profesorado en la UAH y me especialicé en el inglés en el año 2017.

El mismo año tuve la oportunidad de formar parte en un maravilloso equipo en el Colegio Alborada en octubre para dedicarme al apoyo del lenguaje extranjero de elección en el nivel primaria. Un año después he tenido la oportunidad de pasar a dedicarme a la enseñanza del alemán y el inglés como lengua extranjera a nivel de ESO y Bachillerato. La enseñanza de los idiomas ha sido mi pasión desde siempre.

Me he dedicado con mucho gusto a aprender varios idiomas extranjeros durante años tales como el gaélico, el euskera, el neerlandés, el portugués, el ruso y el ucraniano, pero mi conocimiento del español, el alemán y mi lengua nativa, el inglés, son indiscutiblemente los idiomas con los que me he dedicado a mejorar hasta los niveles más altos.

El aprendizaje de una lengua extranjera y lo que conlleva el proceso de aprendizaje es algo que entiendo que se tiene que disfrutar de manera amena, y lo que más me motiva es no dejar de aprender para después enseñar de la mejor manera a mis alumnos para que lleguen a sentir el mismo placer que yo he sentido durante tantos años al momento de esforzarse en aprender un idioma distinto.

Para mí es un placer enorme el poder ir a trabajar todos los días y ver a los alumnos hablar en inglés con toda libertad entre ellos. He de mencionar que, indiscutiblemente, es necesario muchas veces motivarlos para que no dejen de esforzarse sin que les parezca agobiante el proceso de aprendizaje en sí, pero también se tiene en cuenta, que como para cualquier otro proceso de aprendizaje, éste requiere un esfuerzo por parte del alumno. La alegría que siento cuando observo que los alumnos se dedican con interés al aprendizaje de los idiomas como inglés o alemán. No solamente el proceso de aprendizaje de una asignatura puede resultar agradable, sino que lo me parece más importante es el VIVIR el aprendizaje del idioma y la cultura que se transmite al momento de entender bien un idioma que en principio nos resulta diferente en muchos y casi todos los ámbitos de su vida.

Me llena de una alegría enorme poder ver a aquellos alumnos a los cuales he llegado transmitirles estos idiomas y culturas mediante la enseñanza que les he ofrecido, como, por ejemplo, aquellos alumnos con los que tuve la oportunidad de vivir aquel proceso de enseñanza/aprendizaje en el año 2017 (de 4º y 5º de primaria y que ahora cursan el 1º y 2º curso de la ESO). La conexión que hemos tenido estos grupos y yo ha sido excepcional que incluso sigo en contacto con alumnos de aquellos grupos. Ellos hablan sobre el inglés conmigo con toda la libertad del mundo cada vez que les surge alguna duda o incluso solo para practicar.

Recuerdo aquél primer día de clase en el año 2017 como si hubiera sido ayer y me doy cuenta de lo importante que es el inglés en cualquiera de los niveles académicos. Tanto que siento la necesidad de hacer énfasis en el caso de los alumnos de primaria tanto como los alumnos de la ESO, que ofrece un sistema de aprendizaje bilingüe para todos.

Todos los cursos de la ESO hacen siguiendo el programa educativo de la Comunidad de Madrid. El programa bilingüe ofrece una oportunidad de cursar varias asignaturas tales como TIC, biología, física y química en inglés. Esto conlleva a exponer a los alumnos al idioma de una manera mucho más eficiente. Debido a este programa educativo, tienen la oportunidad de beneficiarse de una educación curricular bilingüe que resulta transferible a nivel académico, lo que significa y se destaca de este programa en particular, es que los alumnos pueden cursar las asignaturas en cualquiera de los dos idiomas (español o inglés) y que son con validables.

El cursarlas en inglés les ayuda a conseguir perfeccionar su dominio del idioma. Los alumnos de la ESO tienen alrededor de 11-12 clases bilingües a la semana, las cuales son acompañadas de 4-5 clases del idioma inglés como idioma extranjero y dos más con ánimo de prepararlos para las diversas examinaciones oficiales que se ofrecen por parte de Cambridge tales como el KET, el PET o el FCE

Durante las clases de inglés que ofertamos a nuestros alumnos, la comunicación se adopta como un requisito indispensable para el aprendizaje adecuado de la lengua, lo cual permite al estudiante adquirir conocimientos y habilidades tales como la escritura, el desenvolvimiento a la hora de expresar sus ideas/pensamientos de manera eficiente y su habilidad de percepción de ideas/pensamientos/actos que necesitan para responder de manera adecuada según el contexto de la situación en la que se pudieran encontrar.

El valor de poder comunicarse y expresar nuestros pensamientos/sentimientos/ideas en un idioma extranjero resulta indispensable para nuestros alumnos, como en el caso especial de los alumnos que actualmente cursan la ESO. Los alumnos no se fijan en el conocimiento impreso que cualquiera de nosotros podemos encontrar en un libro académico solamente. En nuestro caso, y especialmente en el mío como su profesor de apoyo, se hace hincapié en la motivación individual y grupal para conseguir un mejor aprendizaje y disfrute del idioma en base a proyectos, trabajos en equipo, investigaciones y presentaciones.

Todo esto con el objetivo de aprovechar el idioma de manera que se abarquen todas las áreas posibles y necesarias para que sepan desenvolverse en un mundo en el que el inglés es un idioma de mucha importancia a todos los niveles.

En el caso de los alumnos de Bachillerato, los alumnos que cursan actualmente son los únicos que quedan fuera del programa bilingüe en el Colegio Alborada. Esto no quiere decir que el inglés para esta generación en particular no sea relevante para su futuro. La única diferencia es que estos alumnos no han tenido la oportunidad de exponerse al aprendizaje del idioma de la misma manera que las generaciones que los anteceden. Los alumnos de 2º de Bachillerato del año pasado, por ejemplo, tuvieron una nota media de 7,06 en sus exámenes de selectividad de inglés para el acceso a la universidad a pesar de que ellos no formaban parte del programa bilingüe. Esto me hace pensar que el conocimiento de nuestros alumnos de las nuevas generaciones tenderá a mejorar considerando que dichos alumnos tienen mayor exposición al idioma y su aprendizaje llega a ser más extenso antes del acceso a la universidad o a su futura vida laboral.

En el colegio se apuesta por la diversificación del idioma inglés, pues se contrata a personas nativas con diversos trasfondos culturales tales como en mi caso, Irlanda, o personas originarias de los EE.UU., del Reino Unido, Australia, África o incluso Jamaica, Zimbabue o Filipinas. Esto permite que en los alumnos nazca un interés y una motivación en llevar a cabo dinámicas de conversación en las clases con auxiliares nativos y que les permite romper un poco con la rutina de clase. Básicamente, lo considero una oportunidad para romper una monotonía en clase que les permite adquirir los conocimientos en diversas asignaturas de una manera diferente, pues incluso llegan a trabajar en grupos pequeños, más personalizados y tienden a disfrutar el proceso de aprendizaje en inglés.

Desde que he podido formar parte del equipo de docentes en el colegio, he notado el comienzo y el proceso de muchos alumnos que pasan por las clases año tras año, y veo que, en la mayor parte de los casos, los alumnos han mejorado mucho su dominio del inglés.
Menciono esto, sin olvidar en caso de los alumnos de 4º de ESO de este curso, que tendrán un nivel equivalente o superior al C1 según el marco europeo al momento de finalizar sus estudios de Bachillerato dentro de los próximos dos años.

En el colegio hemos tenido casos de estudiantes que han pasado tiempo en diversas escuelas de primaria o colegios de ESO en mi país natal, Irlanda, con una inmersión lingüística importante. Algo que personalmente me llena de alegría. Algunos alumnos han podido ir a EE.UU.

Otro programa que es importante mencionar es el programa Dual que ofrecen algunas escuelas para los alumnos a edades tempranas y que se encuentren en cursos de 3º de ESO-Bachillerato que básicamente da la oportunidad a los estudiantes para estudiar en escuelas con un programa que es reconocido a nivel internacional.

El Diploma Dual es el programa oficial de convalidación internacional de títulos de bachillerato, creado y desarrollado por “Académica”. Como he mencionado antes, nuestros alumnos lo siguen desde 3º ESO a Bachillerato, y obtienen la misma titulación que los estudiantes estadounidenses al finalizar ‘High School’ (equivalente a los estudios de Bachillerato) y está reconocido en todas las universidades del mundo.

Por último, me gustaría reconocer al Colegio Alborada como una institución que está apostando a por lo mejor para sus alumnos y que en mi opinión, ofrece la posibilidad de ampliar los horizontes de los alumnos, lo cual les permite desarrollarse de una manera excepcional y que les brinda la oportunidad de hacerlos pensar y decidir mejorar su experiencia en el proceso de aprendizaje y en la vida.

Mr. Conor 😊
Profesor de inglés
Colegio Alborada

Artículo original publicado aquí

Dejar un comentario