Educación bilingüe: The sooner, the better

Uno de los desafíos más grandes que los padres atravesamos hoy en día es el de elegir el colegio al que asistirán nuestros hijos. Los valores, los aprendizajes, la calidad educativa que buscamos y queremos darles. En la actualidad, el idioma Inglés se ha transformado en uno de los pilares fundamentales para la vida laboral. Y es que ciertamente, poder entender y hablar este idioma con fluidez es una de las cualidades más solicitadas para poder desarrollarse exitosamente en distintos contextos.

¿Cuántas veces los adultos pensamos que aprender Inglés es una materia pendiente?

¿Cuántos trabajos hemos dejado de lado por no tener el nivel que solicitaban?

Es aquí donde se evidencia que la inmersión al idioma desde pequeños tiene innumerables beneficios.

Quienes trabajamos enseñando el idioma desde temprana edad somos testigos de ello. Entre los beneficios más estudiados y conocidos encontramos mayor desarrollo de la memoria y habilidades cognitivas, mayor capacidad en la resolución de problemas y mayor adaptación al “multitasking”.

Dejando un poco de lado las teorías y enfocándonos en la práctica, en el aula se vivencian otras importantes razones de aprender Inglés desde temprana edad:

  • Naturalidad: mientras más pequeños, los niños toman y hacen propia la entonación, el ritmo, la pronunciación y los procesos fonéticos que tienen lugar al hablar el Inglés con más naturalidad. A lo largo de su desarrollo evolutivo, ellos elaborarán sus ideas y manifestarán sus pensamientos con una pronunciación y entonación exquisita sin ser conscientes del paso a paso que tuvo lugar.
  • Espontaneidad: mientras más adultos somos, lo que caracteriza el aprender otra lengua es la traducción, esa necesidad que tenemos de “convertir” lo que están diciendo o lo que se quiere decir para sentirse seguro. Con la inmersión temprana, los niños nunca alcanzan a pasar por procesos de traducción, piensan directa y naturalmente en Inglés, transmitiendo sus ideas de forma espontánea y con una confianza absoluta.
  • Disfrute: lejos de estar mentalizados en lo difícil que puede ser el aprendizaje de otra lengua, este proceso enseñanza-aprendizaje para los pequeños se realiza desde el juego, desde el disfrute, desde las canciones y las rimas, desde los cuentos. Esta motivación hace que todo lo trabajado sea internalizado y constituya la base sólida para poder desarrollar con los años el bilingüismo.
  • Oportunidades futuras: estando frente al idioma desde pequeños, los niños se convertirán en adultos más seguros, capaces de desenvolverse en el idioma con total fluidez. El idioma les abrirá caminos futuros tanto laborales como en experiencias de vida.
bilingüismo el buen ayre
bilingüismo los molinos
bilingüismo

El Inglés, conocido como idioma universal, abre nuevas puertas, oportunidades y experiencias. Su aprendizaje desde pequeños hace que forme parte de la vida diaria de los niños, de sus pensamientos, sus gaztelueta.com/es/opiniones-gaztelueta" 4129 rel="nofollow" target="_self">opiniones y les brinde la posibilidad de construir bases sólidas para desenvolverse en contextos espontáneos, con fluidez, seguridad y confianza.