Preparados para cualquier escenario

La pandemia mundial puso en jaque al sistema educativo. Durante el confinamiento, la apuesta por la digitalización y las nuevas tecnologías que Attendis realizó hace algunos años, ha facilitado afrontar el drástico cambio de las clases presenciales a clases on line

En Puertapalma-El Tomillar las nuevas tecnologías forman parte de nuestro sistema de aprendizaje diario. En este sentido, estamos preparados para dar continuidad al proceso de enseñanza-aprendizaje en cualquier escenario que nos podamos encontrar en el futuro.

Confinamiento y nuevas tecnologías

Attendis comenzó a poner en marcha, hace cuatro cursos, un plan estratégico que incluía el uso de GSuite for education en toda la organización. Esto nos dotó de un paquete de herramientas diseñadas para «empoderar a ‏educadores y ‏alumnos ‏mientras innovan y aprenden juntos». Si a esto le sumamos la implantación de los iPad y Chromebooks, entendemos el tándem que hizo posible, desde el primer día de confinamiento, el desarrollo de las clases con total normalidad. El ‘telecole’ no nos pilló por sorpresa, y toda la comunidad educativa se adaptó de una manera ágil a la nueva situación.

En un mundo en el que las aulas se llenan de nativos digitales, era una necesidad vital el aplicar las nuevas tecnologías. El Covid-19 simplemente ha acelerado este proceso, permitiendo desarrollar experiencias dónde las TIC tuvieran un papel mas protagonista.

Nuevas herramientas, métodos y recursos para afrontar el aprendizaje en un entorno más digital.

Ante los distintos escenarios que se nos plantean, ahora que hemos vuelto a las aulas, tratamos de dar una respuesta lo más individualizada posible.

Distintos escenarios: clases a un curso confinado, examen a un alumno confinado, recibiendo clases de una profesora confinada, todos en casa.

La tecnología en este caso es una gran aliada ya que nos permite adaptarnos al máximo a las características individuales de cada alumno. Eso sí, siempre debe ir de la mano de la metodología, si esto no sucede, nunca nos otorgará esos beneficios que todos esperamos. Debemos entenderla como una herramienta a nuestro servicio para conseguir un mejor aprendizaje. Evidentemente nos puede ayudar a captar el interés y aumentar la motivación y la implicación de los alumnos, pero está claro que el recurso más importante siempre será el profesor. Por eso buscamos soluciones que integren todas las posturas y metodologías para caminar hacia un objetivo común: “el desarrollo integral del alumno y, sobre todo, que sea feliz aprendiendo”.

Cambios y más cambios… o no tanto, simplemente es necesario darse cuenta de que la tecnología es una realidad que, bien utilizada, puede ser de gran ayuda en los tiempos que nos está tocando vivir.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *