Hiperaulas: espacios que promueven el aprendizaje

La innovación educativa incluye, entre otros, un cambio en los espacios de aprendizaje. Con el objetivo de capitalizar el aprendizaje, los espacios flexibles (hiperaulas) promueven el protagonismo del alumno potenciando la autonomía, el autoconocimiento, el trabajo en equipos, la comunicación; además, de mejorar su motivación y consolidar el conocimiento. 

¿Cómo surgen las hiperaulas en nuestro proyecto?

Dentro de la experiencia de implementar el Proyecto de Innovación Educativa -INNOVATE-, en el Colegio Los Arroyos se dieronhiperaulas 1 pasos seguros y firmes, como la adquisición de nuevo mobiliario que facilitara el trabajo colaborativo y en equipos, para que los alumnos fortalecieran la competencia comunicativa y trabajaran a su vez los roles y el desarrollo de la competencia emocional, tan necesaria en épocas de post-pandemia.

Los docentes comenzaron a poner en práctica metodologías activas para propiciar habilidades sociales, trabajos por estaciones, Aprendizaje Basado en Proyectos y Aula Invertida. También, un nuevo actor apareció en escena: la pareja pedagógica dentro del aula y por fuera del aula también.

Los espacios flexibles surgieron como nuevos e indispensables escenarios en el ecosistema educativo, porque las aulas móviles y amplias posibilitan que los alumnos se apropien de su propio aprendizaje.

Es en este contexto de innovación educativa en el que surgen las hiperaulas: espacios donde interactúa la heterogeneidad del alumnado respetando sus diferentes inteligencias y estilos de aprendizaje. Un lugar amplio donde pueden desarrollarse diversas estrategias y metodologías, para acercarse y construir el conocimiento. Un entorno donde el alumno es el protagonista de su propio proceso y el docente, un orientador, guía, facilitador y dinamizador. En las hiperaulas, los docentes dejan de ser meros transmisores del conocimiento para constituirse en facilitadores del aprendizaje.

Estos espacios también facilitan que los estudiantes aprendan de modo colaborativo a través de proyectos interdisciplinarios, ocupando distintos sectores del hiperespacio; y, con el acompañamiento de docentes de diferentes materias, enriqueciendo significativamente el proceso educativo y dando lugar al abordaje transversal de los temas, desde las diversas asignaturas.

La versatilidad de las hiperaulas radica en que al tratarse de espacios flexibles y abiertos abren la posibilidad a una infinidad de propuestas pedagógicas: combinar actividades; trabajar según los objetivos de manera individual, en pares, en pequeños o grandes grupos; personalizar intereses, ritmos, necesidades y contar con la guía de dos o más docentes para enseñar, guiar, acompañar, resolver dudas, evaluar.

Hiperaulas 2
Los docentes Facundo Helguera y Ramón Poggi trabajando de manera complementaria en una hiperaula.

Por ejemplo, en las imágenes se aprecia al docente desarrollando un trabajo por islas. Estas islas están integradas por alumnos que llevan adelante diferentes roles dentro del equipo. Así, se promueve el aprendizaje colaborativo y se potencian las competencias comunicativas, emocionales y afectivas. En las fotos se observa a los docentes de 3er grado del Colegio Los Arroyos, Facundo Helguera y Ramón Poggi, y se nota dentro del aula los roles de facilitador del docente: uno trabaja con un equipo; mientras, que el otro orienta el trabajo focalizado haciendo uso de una computadora. Estas estrategias y recursos son algunos de los aspectos que se llevan adelante en las hiperaulas.

Otra de las bondades de estos espacios flexibles es que permite planificar diferentes actividades en simultáneo: cara a cara y en línea, proximal y distal, con o sin apoyo de la tecnología, analógica o digital; presencial, semipresencial o virtual de una manera fluida y natural; admite la utilización de distintos recursos; y a la vez sumar tiempos flexibles, para entrar y salir de la actividad o proyecto, en función de los objetivos propuestos.

En resumen, estas nuevas propuestas, y en particular las hiperaulas, responden al objetivo de lograr el protagonismo del alumno para que capitalice el aprendizaje. Porque un espacio activo estimula a los chicos a desarrollar lo mejor de sí mismos, generando estudiantes autónomos, seguros, receptivos a las ideas de sus pares, comunicativos y motivados, lo que sin dudas redunda en la consolidación del conocimiento.

 

Licenciado Profesor Guillermo Glaria, Director de Nivel Primario – Colegio Los Arroyos