En verano, en Gaztelueta teníamos un firme propósito: Poder volver a recibir a los alumnos y familias en septiembre después de tantos meses sin venir. Aunque es cierto que  el curso pasado no se pararon las clases exactamente. Gracias al esfuerzo conjunto de familias, profesores y alumnos, mantuvimos la estructura educativa durante los meses de marzo, abril, mayo y junio. Se impartieron las clases, se adaptaron horarios, cambió el modo de estar en contacto con alumnos y familias. Pero salimos adelante y el curso pudo terminar, incluso presencialmente en los cursos superiores desde finales del mes de mayo.

Pero, tras el verano, la pregunta volvió a rondarnos: ante el empeoramiento de la situación sanitaria, ¿podrían volver al colegio los alumnos? Pensamos que sí se podía hacer, y por ello en el colegio pusimos los medios para que así fuera.

Os contamos cuál ha sido nuestro plan para afrontar el inicio de curso, facilitar la adaptación al colegio de los más pequeños y seguir ayudando a las familias con la educación de sus hijos, con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de contagio en el colegio:

  • Para garantizar -en la medida de lo posible- la salud de todos, en Gaztelueta hemos adecuado las instalaciones a los protocolos sanitarios. También adjuntamos un resumen de los consejos y medidas de seguridad -medidas de obligado cumplimiento durante la estancia en Gaztelueta-, para proteger la salud de alumnos y profesionales del colegio.
  • El protocolo sanitario del colegio está basado en los grupos estables o burbuja, de esta forma cada clase (1ºA, 3ºC, 6ºB, etc) se moverá por el colegio como unidad y no se podrá mezclar con otros grupos, aunque sean del mismo curso.
    • Para salvaguardar este principio, se han establecido divisiones en las zonas de recreo, turnos para que cada grupo en concreto pueda acudir al servicio varias veces al día o turnos de comedor con lugares fijos para cada alumno dentro de una zona concreta para cada clase.
    • En las zonas de patio se ha aumentado en el doble la presencia de profesorado para velar por el no contacto de los grupos estables de convivencia. Hasta allí van y vuelven acompañados por un profesor o profesora.

[embedded content]

Las medidas concretas del día a día, son:

1. Medición de la temperatura

Es necesario que los alumnos se tomen la temperatura antes de salir de casa y venir al colegio.

Al llegar al colegio, los profesores procederán a tomar asimismo la temperatura a cada alumno. Aquellos que utilizan el servicio de autobús volverán a pasar por este procedimiento antes de montarse en el vehículo escolar, tanto por la mañana como por la tarde. A partir de 37ºC no se podrá asistir a clase o acceder a estos vehículos.

2. Ventilación

Se deben ventilar las estancias comunes con frecuencia. Las ventanas abiertas facilitan la circulación y la renovación de aire.

3. Accesos a Gaztelueta

Las entradas y salidas al colegio se harán de manera escalonada. En el caso de los pabellones que más clases albergan, se han previsto entradas y salidas específicas según el curso, así como recorridos diferentes dentro del mismo. Los alumnos se desplazan por su derecha como norma general.

A la salida, en los cursos de Primaria cada clase acude acompañada al encuentro de las familias y posteriormente al lugar desde donde parten los autobuses cada tarde.

4. Limpieza exhaustiva

Hemos reforzado las medidas de limpieza y desinfección de aulas, espacios comunes (como el comedor) y vehículos escolares, a través de sistemas de ozono y toallitas desinfectantes, entre otras.

5. Uso de la mascarilla

Alumnos, profesores y el resto de profesionales deberán llevar puesta la mascarilla mientras permanezcan en el recinto escolar.

6. Uso de gel desinfectante

Se han colocado botes de gel desinfectante en todas las salas de profesores y en las aulas, así como en los accesos a los pabellones. La desinfección de manos debe ser frecuente, varias veces al día, al entrar y salir de las instalaciones y en cada cambio de espacio.

7. Distancia social 

Las reuniones serán al aire libre o en las salas grandes que dispone el colegio. Se asegurará mantener una distancia interpersonal mínima de dos metros.

8. Zonas permitidas 

El movimiento del personal y de los alumnos se limitará únicamente al pabellón al que pertenece y a las zonas al aire libre. Se evitará en la medida de lo posible desplazamientos a otros pabellones.

En Gaztelueta además contamos con 52.969 m2 de zona verde. Casi 5,3 hectáreas de terreno para que los alumnos puedan estar en los descansos entre clases, con la comodidad suficiente para mantener la distancia social.

Asimismo, el colegio tiene 17.000 m2 dedicados al deporte, un tercio de su superficie total: campo de fútbol, piscina, pistas de multideporte cubiertas y un completo polideportivo. La variedad y amplitud de las instalaciones nos ha facilitado reorganizar los espacios para los alumnos.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *