En Fuenllana vemos el teatro como una de las áreas más importantes a la hora de desarrollar la personalidad de las alumnas. La “Novia Cadáver” ha sido uno de los ejemplos.

Angélica Baraona, profesora de teatro, nos cuenta cómo ha sido la experiencia y el trabajo para que llegar a representar esta obra teatral.

“Las alumnas de 3º ESO representaron “La Novia Cadáver”, un musical basado en la famosa película de animación de Tim Burton.

Esta obra ha sido el resultado de muchas clases de trabajo en equipo, imaginación y disfrute.

Para lograr estos resultados, empezamos el curso haciendo ejercicios teatrales donde aprendieran a conocer todo lo que es capaz de expresar con el cuerpo y la voz. A la vez, trabajamos a fondo la unidad del grupo. Es imprescindible para poder actuar bien, que las alumnas se sientan a gusto entre ellas, que no les dé vergüenza representar distintos personajes, que jueguen y disfruten sin estar pendientes del “qué dirán”. Una vez que se ha creado ese ambiente, es mucho más fácil el trabajo.

la novia cadáver

Para quitarse los miedos escénicos, comenzamos haciendo una breve obra teatral de Navidad, representada para alumnas de Primaria. Para muchas, era la primera vez que se ponían delante de un público y tenían bastante respeto a ese momento. Superado este primer miedo, nos lanzamos a realizar los castings de la Novia Cadáver, donde tuvieron que cantar e interpretar cada una en individual. Muchas se sintieron muy cómodas desde el principio y ya se veía que disfrutaban a tope: ¡hay mucho talento!

Al ser un grupo numeroso, y teniendo en cuenta la situación Covid, optamos por hacer dos elencos diferentes de la misma obra. Esto supuso mucho trabajo personal por parte de cada una, ya que en cada clase nos dividíamos en dos grupos. Como profesora, trabajaba con cada grupo media hora, mientras el otro diseñaba una propuesta de la escena siguiente que les tocaba ese día. Es admirable como han sido capaces de trabajar en equipo, escuchándose y recogiendo las mejores ideas de sus compañeras. La evolución se ha visto día a día. Por supuesto, hemos tenido problemas, como cualquier trabajo numeroso, pero se hablaron en seguida y se resolvieron.

Para el trabajo de coreografía, pedimos ayuda a la escuela Jana y para las grabaciones de las canciones a Vicente Aroca (el padre de una compañera del colegio). Gracias a ellos podemos decir que la obra es realmente un musical. Esto supuso un nuevo reto, porque cantar y bailar en público son palabras mayores para muchas, pero el ambiente entre todas era tan bueno, que cogieron confianza en seguida y se lanzaron.

Por último, nada de esto se habría hecho sin la ayuda de la profesora y las alumnas del taller de plástica, también de 3º ESO, quienes nos han ayudado con los decorados y con las marionetas de varios personajes.

El resultado de todo esto ha sido la magnífica obra que muchos habéis podido disfrutar. Con esta asignatura no buscamos ser estrellas de Broadway, sino crecer como personas en empatía y trabajo en equipo; disfrutar de la experiencia de crear juntos un espectáculo con el que hemos descubierto la belleza de la calidad humana“.

la novia cadáver


Artículo original publicado aquí

Dejar un comentario