Graduación Máster Moda- ISEM

Excelentísimo claustro de profesores, junta de la escuela, familias/" 877 target="_self">familia, amigos y queridos compañeros. En primer lugar, me gustaría dar las gracias al equipo de ISEM Fashion Business School, sin su esfuerzo, valentía y dedicación no nos estaríamos graduando hoy del mejor máster de especialización en moda de España. Gracias y enhorabuena.

Compañeros de promoción, por fin, con este título, ahora ya oficial, podríamos decir que estamos preparados, pero, ¿preparados para qué? En mi opinión, en la vida es mucho más importante estar dispuesto que estar preparado. Y estar dispuesto significa estar vivo, activo, despierto y armado de valor… El mundo no necesita personas que sepan dirigir empresas de moda, el mundo necesita personas que estén dispuestas a hacerlo.

Como veis, la disposición es otra historia. Se trata de un concepto más íntimo, algo que está dentro de cada uno de nosotros. Es la ilusión, la entrega, es una mente abierta a todas las posibilidades, es inquietud y es también reflexión, pausa y sosiego. Algo nada fácil en un entorno en el que nos dominan la inmediatez y la incertidumbre. ¿Por dónde empiezo? ¿Cómo debería? ¿Es el momento indicado? ¿Tengo alguna garantía de que saldrá como deseo? ¿Y si no sale bien?… Y un gran etcétera de preguntas que nos asaltan inevitablemente en nuestras cabezas de hijos de nuestro tiempo, una sociedad sometida a la urgencia del “lo quiero-lo tengo”.

Graduación Máster Moda- ISEM

El miedo

A la hora de afrontar nuevos retos -ya sean nuevos puestos de trabajo, emprender tu propia empresa o tomar decisiones personales importantes- nuestro espíritu tiene que enfrentarse al cáncer de la sociedad. Esta lacra de la que hablo es el miedo.

El miedo que puede dar, en ocasiones, la aceptación de nuestra realidad, una realidad compleja, cambiante y muchas veces dolorosa. Es el miedo que impide nuestra realización personal, el que no nos permite caminar con paso firme, acercándonos temerosos a la adversidad.

Son incontables los miedos contra los que tendremos que batirnos en duelo: miedo al fracaso y miedo al dolor que este provoca. Miedo a equivocarnos, a ser juzgados, a no estar a la altura. Miedo a no ser suficientemente buenos, a no encajar.

Pero no tengamos miedo al qué dirán. Dad vuestra opinión y defended aquello en lo que creéis. Las mentes pequeñas jamás han entendido las grandes ideas.

Graduación Máster Moda- ISEM

Existe también el miedo a volar, el miedo que muchos no nos atrevemos a reconocer. Quiero decir, miedo al riesgo que supone lanzarnos a una hazaña. Hablo de esa sensación de vértigo que nos sobrecoge cuando nos aproximamos hacia el abismo de la incertidumbre. El no saber qué puede pasar. Pero es justamente ese momento, el instante en el que crees que la presión en el pecho y el temblor de las piernas no te deja avanzar más, ese es el momento en el que tienes que saltar. Porque si no lo haces, te quedarás en el mismo lugar. Así aprende uno a volar. Debemos confiar. Confiar en que una vez en el aire, seremos capaces de abrir las alas y llegar a lo más alto que éstas nos permitan.

La confianza

Sé que todos los aquí presentes buscamos el éxito: volar alto, lejos y rápido. Pero llenos de miedo, difícilmente seremos felices. Crecer es doloroso, trabajar es cansado y entregarse a los demás es arriesgado.

Por eso os repito, confiad. Confiad en vosotros y en los demás. Confiad en lo que pueda pasar y pasará. Confiad en vuestra causa y el efecto que tendrá. ¡Confiad!, pues es el único antídoto que existe para combatir el miedo. Confianza a la hora de asumir el riesgo y a ver más allá de las de las dificultades para divisar una meta clara, vuestra meta. La confianza es quien nos otorga seguridad, la seguridad necesaria para dar los pasos indicados y no rendirnos a pesar de las dificultades.

La confianza será una parte fundamental de nuestro camino; con ella conquistaremos más y aprenderemos más. Nos ayuda a ser más libres y, por ende, a amar más y mejor. La confianza entendida también como la tranquilidad y el desahogo que encontramos en los demás. Como la que se ha generado en estas aulas durante los últimos 10 meses, que nos ha ayudado a sacar adelante proyectos tanto académicos como personales.

Confianza, como la que nos inspiran quienes nos acompañan aquí esta mañana. Quienes siempre han confiado en nosotros cuando incluso nosotros no lo hacíamos.

Graduacion master moda ISEM

Así llega el momento ideal para hacer otro acto de agradecimiento. Gracias, padres y familiares, a los que habéis venido, y a los que no han podido estar aquí hoy. Vosotros sois, en esencia, la razón de todos nosotros. Sois de quienes hemos podido tomar ejemplo de confianza y de querer desinteresadamente. Sois nuestra tierra firme; el refugio al que sabemos que podemos regresar en momentos de inquietud, para fortalecernos y hacer frente a los retos. Nos habéis enseñado que existe un mundo extraordinario, ahora queremos descubrirlo y conquistarlo. Gracias por renunciar a vosotros, por y para nosotros. Aprovecho para dar gracias en especial a Jorge y Patricia, por ser ejemplo de paciencia e inspiración.

La pasión

Nuestra pasión por la moda es un sentimiento parecido. Muchos habéis decidido arriesgar vuestro trabajo o cambiar vuestras vidas para estar aquí. Otros habéis dejado vuestras casas y familias a muchos kilómetros de distancia. Compañeros, eso nos honra. La pasión nos ha hecho ser valientes, conquistar nuestros miedos y abrirnos las puertas a un futuro prometedor. Somos valientes, como la moda siempre lo ha sido, abanderando el cambio. La moda es transgresora y atrevida, es provocadora, dominante y siempre impulsora. Y hoy nos abre sus puertas y, quizás por eso, debemos estar agradecidos. Seamos agradecidos con esta industria que hoy nos acoge, haciendo de ella una industria más responsable, sostenible y ética.

Trabajemos con valores firmes, aportando y aprendiendo unos de otros. Seamos líderes fuertes y ejemplares. No dejemos que la vorágine que rodea a nuestra industria nos haga perdernos dentro. Defendamos al amigo y tendamos siempre la mano al necesitado. Trabajemos duro, con tesón y esfuerzo. Busquemos la excelencia y reflejemos con todo esto, en la moda, el carácter de ISEM.

Hoy ponemos punto y aparte a otra etapa de nuestra vida. Comenzamos otra en la que nos toca abrir las alas. Así os pregunto ¿cuán alto estáis dispuestos a volar?

Graduación Máster Moda- ISEM


Luz López-BledaDelegada de la XVI promoción del Máster Ejecutivo en Dirección de Empresas de Moda- MEDEM

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *