Venezuela está atravesando una de las crisis económicas y políticas más fuertes de su historia. El Fondo Monetario Internacional estima que la inflación de este país en 2018 será del 13.000%, la más alta del mundo. Los sacerdotes venezolanos llevan ya muchos meses siendo apoyo y soportando una situación crítica que tiene desolada a miles y miles de personas. Nos vemos en el deber de apoyarles para que no desfallezcan anímica y espiritualmente. Especialmente los sacerdotes de las periferias apenas tienen ingresos para mantenerse. En los últimos meses han fallecido ya cuatro sacerdotes y diez se han visto obligados a abandonar el país.

Gracias a esta donación, se ayudará a 31 sacerdotes, en necesidades materiales, así como de mantenimiento de la Curia Diocesana; fortalecer los equipos de pastoral bíblica y catequética con más de 3.000 Biblias. Nuestras alumnas han tenido el honor de recibir una sentida carta de agradecimiento por parte de Mons. Fernando Castro, Obispo de Margarita (Venezuela), en la que también les pide que sigan rezando por Venezuela, que ellos también lo hacen por Orvalle y por España. Asimismo, les invita a vivir con mayor sensibilidad por los más necesitados. También les escribió Mons. Juan Carlos Bravo, Obispo de Acarigua (Venezuela), expresándoles su profundo agradecimiento por tal gesto de comunión e impartiéndoles la bendición y la paz.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *