Semana grande Somosierra 2017

Atrás quedaron las noches de estudio, luchar a contrarreloj y las tabletas de Milka para animarse entre examen y examen.  Adiós enero, hola febrero. Después de lo “malo”, lo mejor. ¡Bienvenida Semana Grande! En el CM Somosierra, febrero es siempre un mes esperado con muchas ganas e ilusión. Con los exámenes terminados, no solo toca

Artículo original publicado aquí

The Advantages of an International Exchange and how to go about it?

What is a school exchange? It is the chance for students from different schools in different countries to visit another school and share their experiences.It provides an excellent opportunity to practice and learn a different language and to expose the student to a different culture and different style of education.

For the success of this programme it is necessary for the school to make contact with likeminded schools, single sex or mixed, religious or non-religious.

There are many attractions for both families and pupils of being involved in an international exchange, one of course being financial. Simply for the cost of a return flight a student can spend between four to six weeks in a school in Washington, USA or Ontario, Canada, for example.

It goes without saying that it is a serious commitment that both the family and school must make. As regards the school, a very serious selection takes place in selecting their students who will make the exchange. Students must write a personal statement explaining why they would like to make an exchange and what they hope to gain from it.

References are required from the students´ teachers and tutors and they are submitted to a personal interview in the foreign language that they will be using on their exchange. For a perfect selection it is also of prime importance to know of any dietary requirements, disabilities, allergies that the student may have. It would be a mistake to match a student with a fear of dogs with a family who are dog owners! Furthermore, one has to take into consideration the accommodation that the family can provide for their host.

Once the list of exchange students is drawn up the two schools then communicate with each other in detail to make the perfect matches. The school informs the students and subsequently the parents come to a meeting at the school to meet each other and finalise details and requirements for the journey. Email addresses are shared and the two host families begin to get to know each other.

The advantages of the experience are hundred-fold! Friendships are formed, many that last a lifetime and go beyond the individual students but also long lasting relationships between the families develop too. The students learn about the history, geography and literature of their host country through attending the lessons and going on school and family excursions. They develop their communicative skills in the foreign language through being totally immersed throughout their stay.

The student, who ideally is between the age of 13 to 16, develops and matures socially through the experience. They see different approaches to teaching, have different classroom experiences and begin to form their own judgement about different ways of life.

All in all an international exchange is very enriching for the school, the student and their family.

Felicity Renshaw
International exchange coordinator Colegio Orvalle

Artículo original publicado aquí

¿Es que tienes que tocar todo?

¡Cuántas veces hemos dicho esta frase a los niños o cuántas veces nos la dijeron a nosotros de pequeños! ¿Es que tienes que tocar todo? La respuesta es SÍ.

El cerebro de un niño es totalmente plástico en sus primeros años de vida, por esa razón hay que aprovechar e introducir el mayor número de conceptos que le ayuden a comprender mejor lo que hay a su alrededor.

En la enseñanza partimos de lo más concreto a lo más abstracto. La fase manipulativa es la primera por la que pasa el niño. La importancia de esta etapa está en que ellos al tocar adquieren una mayor capacidad para interiorizar .

Hay una frase de Confucio que dice : «Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí «.

Cuando el niño manipula e interioriza pasa a lo que se llama la fase icónica, aquella donde el niño reconoce la representación gráfica de los materiales con los que trabajó, extrayendo así conclusiones cuando el material ya no está en sus manos. En este caso el niño usará su imaginación al visionar el material en su mente, para así asociarlo con una experiencia previa. 

De hecho, hay una gran relación entre la visualización y el cálculo mental, la estimación de medidas y la orientación espacial. Por lo que cobra especial importancia la visualización de experiencias anteriores.

Después el niño será capaz de traducir a lenguaje matemático lo que descubrió en las etapas manipulativa e icónica, encontrándose así en la fase simbólica que es ya la última.

Gracias al trabajo manipulativo podemos analizar el momento del proceso de aprendizaje en el que está el niño, siendo la observación nuestra mayor ventaja. Ayudándonos así a evaluar si el niño está o no preparado para el siguiente contenido.

Trabajar con material manipulativo es una buena manera de introducir los contenidos en el aula, pues para ellos es un juego y se involucran dando respuesta a los retos y tareas que el profesor le propone. Cierto es que nunca será el único recurso a utilizar en los procesos de aprendizaje, hay que tener claro que es un material de apoyo.

El material manipulativo será siempre un medio para alcanzar una comprensión pero nunca un fin, incluso es aconsejable trabajar en paralelo con el libro de texto.

Elena Pérez,
Profesora de Primaria en el Colegio Orvalle.

Artículo original publicado aquí

RETO DEL AMOR , SIGLO XXI

Hoy, para algunos, es el día de los enamorados. ¿Pero los que lo celebran saben realmente lo que es estar enamorados? Profundicemos en lo que verdaderamente mueve esta celebración…

“¿Quién es el enamorado?”

Si analizamos al enamorado de hoy, podríamos afirmar que nos encontramos ante un auténtico “Sensational Shicker”, es decir, ante un sujeto utilitarista y tremendamente afectivo, que pasa sus días en búsqueda constante de emociones propias. Un sujeto centrado en sí mismo y abierto a terceros, en cuanto que éstos, le reportan beneficio. Entonces, nos preguntamos…

¿Qué se entiende hoy por amor?”

  • Beneficio: se busca en él, conexiones, más que relaciones. Tendemos a cosificar al otro, convirtiéndolo en un mero producto de consumo, que en cuanto deja de reportarnos las experiencias buscadas, se desecha sin mayor inquietud.
  • Placer: Estamos ante enamorados escurridizos, que irrumpen con gran pasión pero que igual que aparecen, desaparecen. Convertimos el sentir en el único motor del amor. Uno se enamora de un estado, no de una persona.
  • Fugacidad: Nada se proyecta en el tiempo. El hombre actual no recuerda el pasado ni mira al futuro, sino que vive el hoy y ahora sin más profundidades que uno mismo. Se desvirtúa por tanto el valor y el sentido del compromiso, de la fidelidad. La provisionalidad es la nota característica de este amor.

“¿Y cuáles son las consecuencias?”

  • Amor frágil: Son, en muchas ocasiones, personas solitarias. Nos movemos en la gran contradicción de un mundo totalmente globalizado e intercomunicado, que esconde una terrible soledad. Se apunta hacia la felicidad con el ángulo incorrecto, llenando el corazón de uno mismo, dejando sin espacio al otro.
  • Amor aparente: Personas inseguras de sí mismas, que buscan encarnar un ideal, obteniendo así, la aprobación de los demás. Resulta difícil de distinguir el yo real del yo virtual, por tanto se desdibuja en gran medida el conocimiento. “Si no llegamos a conocer a alguien de verdad… ¿Cómo le vamos a querer?”. Para ser capaz de amar, uno primero, tiene que amarse a sí mismo. No nos vemos capaces de mantener un vínculo lo bastante fuerte como para prosperar.
  • Amor miedoso: No se atreve a traspasar la frontera del yo, puesto que no asume el riesgo de la exigencia, compromiso o donación que le requerirá el tú.

Todas estas notas nos recuerdan el término acuñado por el sociólogo Zygmunt Bauman, «Amor líquido», con el que solía definir las relaciones interpersonales actuales como fugaces, superficiales, etéreas, faltas de solidez, de calidez y de compromiso.

El resultado es un hombre de corazón vacío, con hambre permanente de ser amado y con una profunda insatisfacción.

A amar, se aprende amando, se aprende dándose al otro. El amor que merece la pena es el amor que igual que acaricia, duele. Estamos hechos para Amar…Hoy es un buen día para empezar a hacerlo de verdad.

Rocío Kindelán,

Presidenta de Orvalle Alumni

Artículo original publicado aquí

A mi hijo no le gusta leer…¿Qué puedo hacer?

Los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, de eso no cabe duda, pero muchas veces erramos en el modo de conseguirlo, y, de eso, tampoco cabe duda. Todos estamos de acuerdo en que leer es bueno, beneficioso. No todos nos paramos a pensar en que leer es divertido y placentero, y es precisamente esa falta de meditación en su faceta lúdica lo que asfixia, hasta casi ahogarlo, el gusto por la lectura.

Las siguientes órdenes nos resultarían un poco extrañas a cualquiera:

-María, ve ahora mismo a pasarlo bien.

-Juan, deja de molestar y ponte a jugar al fútbol.

Nadie ordena a un niño que se divierta, por la sencilla razón de que todos asumimos que los niños desean divertirse. Es un hecho observable.

En cambio, sí ordenamos: haz los deberes, ponte a estudiar, limpia tu habitación… vete a leer un rato (y, de paso, déjame tranquilo). Hemos asociado la lectura a las obligaciones, a las cosas tediosas, a lo que no divierte, y así se lo transmitimos a nuestros hijos. Eso sí, luego queremos que lean, que quieran leer, que deseen leer. Es una contradicción. No somos conscientes del daño que hacemos con esa actitud al lector que cada niño lleva dentro. Sabemos (y ellos, en el fondo, también) que la lectura es buena, positiva. Pero es que también es bueno acostarse temprano, tomar verdura e ir al dentista. No necesariamente lo bueno es siempre divertido. Hemos asociado en nuestro hogar la lectura a la obligación, y, con esa actitud, hemos dado muerte al placer de leer.

Es una tragedia, porque no siempre fue así. Todos los niños, salvo contadas excepciones, aprenden a leer con ilusión, con ansia. Asisten emocionados a uno de los descubrimientos más maravillosos de su vida. Esas líneas, ayer ilegibles ¡son una palabra! ¡Es mi nombre! Al principio quieren leerlo todo: reconocen las letras en las matrículas de los coches, en los carteles publicitarios, en las cajas de cereales… después ¡pueden leerlas! Un poco más tarde empieza el cuento por las noches. Una vez que el niño adquiere cierta autonomía, podemos librarnos de la penosa costumbre de leer con él todas las noches. Es una lástima. Es un rato de intimidad insustituible y una ocasión extraordinaria para educar. No tiene que durar más de diez o quince minutos, nosotros ponemos el límite, pero no dejemos la bendita costumbre de leer juntos un libro hasta que él nos lo pida.

El amor por la lectura es altamente contagioso, en algunas edades más que en otras. Si un niño ve que sus padres leen, que disfrutan, que descansan con un libro, pronto querrá imitar su comportamiento. En el caso de los adolescentes tenemos que ser pacientes. Están en un momento de cambio, de crisis, y puede que el niño lector abandone el hábito en la adolescencia. No pasa nada, normalmente acaba volviendo, siempre que no cometamos el error de tratar de imponérselo como una obligación, porque eso le producirá rechazo. No existe la obligación de leer, existe la necesidad de leer. Tiene que experimentarla. Pero no nos asustemos, hay muchos cambios en su vida. Si ya no se comporta como el niño que era, es porque ya no lo es. No podemos pretender que cambien tantas facetas de su existencia, y sus gustos y costumbres literarias permanezcan inalterables. No es realista.

Para facilitarle la vuelta, podemos cuidar el ambiente que se respira en el hogar. Si en casa hay siempre ruido, están la televisión o la radio continuamente puestas, si no hay momento para el sosiego, es muy difícil que nadie se ponga a leer. Hace falta un mínimo de introspección para alargar la mano y abrir un libro con interés, al menos al principio. Para la calma, ayuda mucho no tener el día lleno de actividades. Es muy difícil que un niño saturado de actividades quiera leer por propia iniciativa. No tendrá tiempo de planteárselo siquiera. Necesita tiempo para pensar, tiempo para la creatividad. Necesita, incluso, tiempo para aburrirse.

En resumen. Para crear un niño lector, tienes que leer tú mismo, esta es la premisa número uno. Es cierto que padres no lectores tienen hijos lectores, pero no es lo más corriente. Si no sientes la necesidad de leer, no leas, estás en tu derecho. No amar la lectura no es un delito, es una opción, no eres peor persona. La lectura no es una obligación moral, no puede ser una carga, por lo que tampoco puedes imponérsela a otros, aunque sean tus propios hijos.

Alguno me dirá que no tiene tiempo para leer. No te engañes, en la vida adulta no existe el tiempo para leer. Como dice Pennac, «el tiempo para leer es siempre tiempo robado»: a la televisión, a Google, al chat, a ir de compras… incluso al sueño. Solo es cuestión de prioridades.

No leas, no pasa nada. Pero lo que nunca debes hacer es sermonear al niño con la «necesidad» de leer. A la larga estarás perdiendo crédito ante él, porque no predicas con el ejemplo. Y estarás minando la posibilidad de que un futuro lector (que lo encontrará a lo largo de su vida) le descubra el fascinante mundo de la palabra escrita.

Un último consejo, ante la duda, recuerda esta frase de Daniel Pennac:

El verbo leer no admite el imperativo[1].

Lo creas o no, habremos conseguido un gran avance.

Mª del Carmen López Cebrián,

Profesora de Secundaria en el Colegio Orvalle

[1] Pennac, Daniel. Como una novela. Editorial Anagrama. Barcelona, 1993.

«El Gobierno quiere dedicar el mismo tiempo a la lectura que al deporte en el colegio«

Tagged: Artículo original publicado aquí

¿FUTUROS MOZART?

Es posible que esto no lo sepáis. Existen estudios que demuestran que los músicos cuentan con más materia gris en algunas zonas del cerebro; por lo que pueden llegar a ser más inteligentes que la media poblacional ¿Y como padres qué puedo hacer?

Según un estudio de los investigadores de la Universidad de Heidelberg (Alemania), «la zona del cerebro relacionada con la apreciación musical, la circunvolución temporal transversa de Heschl, es más grande y más activa en el caso de los profesionales musicales». Esto significa que  los maestros llegaban incluso a tener más de un 130% de materia gris en ese área en particular.

Asimismo, otro estudio del Centro Médico Beth Israel Deaconess, de Boston, asegura que la música desarrolla una porción del cerebro que incluye el sistema nervioso central y se prolonga como ‘sustancia gris’ por la médula espinal.

Ante estas tentadoras afirmaciones ¿Qué podemos hacer desde nuestra humilde posición? ¿Cómo podemos ayudar al niño para que desarrolle esas capacidades latentes en su cerebro? La solución puede venir de la mano de una actividad cultural, divertida y apasionante: la música.

Desde que el niño está en el vientre de la madre con 4 meses aproximadamente, ya su oído comienza a desarrollarse y a percibir los distintos sonidos que le rodean: agua, voces, ruidos exteriores, sonidos internos del cuerpo materno, etc. Cuando tienen unos días de vida, intentan seguir con la mirada los sonidos que le rodean, buscar su origen. Un poco más tarde, sobre los cuatro años, su oído está desarrollándose al máximo nivel… ¿no son todas estas etapas un momento maravilloso para añadir la música a ese rango de sonidos que percibe, para sorprenderle con este nuevo estímulo?

Afortunadamente, son cada vez más los padres y los centros educativos que han entendido la importancia de la música para el desarrollo del niño y están dispuestos a hacerles ese regalo a los pequeños; son muchas las entidades que ahora ofertan “Música prenatal”, “Estimulación temprana con música”, “Música para bebés”, “Iniciación musical”, etc.

Y no es que estemos buscando futuros Mozart. Quizás la intención no es que nuestros hijos sean músicos profesionales y quizás, ni siquiera, que estudien en conservatorios oficiales. Sin embargo, eso no es excusa suficiente para negarles la oportunidad de disfrutar de la música, de tocar un instrumento, de conocer amigos con los que poder tocar en grupo o de viajar para participar en un certamen de coros.

Las habilidades que lograremos enriquecer con esta actividad son muchas y muy variadas: psicomotricidad, creatividad, sensibilidad, esfuerzo, gusto por la cultura, buen oído, disciplina… y para cuando el niño decida si quiere dedicar su vida a esta profesión o prefiere otra, ya habrá interiorizado muchos de estos aspectos, que le acompañarán el resto de su vida, estimulando su inteligencia.

Mª Isabel Romero,

Profesora de Música en el Colegio Orvalle

Artículo original publicado aquí

ACTIVIDADES EN INGLÉS PARA NIÑOS EN MADRID

Todos sabemos lo importante que es hablar inglés hoy en día, por lo que procuramos fomentar su aprendizaje en nuestros niños. En muchos hogares ya se ve la televisión o se escucha la radio solo en inglés. Numerosas familias incluso hablan con sus hijos en este idioma. Si además de tomar estas medidas queréis implementar otras, podéis asistir en Madrid a diversas actividades familiares en inglés, gratuitas o de pago, que favorecen la adquisición del idioma de forma natural, cultural o lúdica.

Por ejemplo, la Parroquia católica OUR LADY OF MERCY en la calle Mauricio Legendre 10, celebra todos los domingos la Misa de 11 de la mañana en inglés, siendo el primer domingo de cada mes una Misa especial para niños. Para más información: [email protected]

¿Alguna vez habéis visitado Madrid como un turista? La compañía Free Tours ofrece a diario visitas guiadas de tres horas, totalmente en inglés, que salen desde la Plaza Mayor. Hay que tener en cuenta que las visitas son caminando, por lo que puede que algunos niños muy pequeños se cansen pronto.

Por otra parte, los cuentos son un medio que, además de fomentar el interés por la lectura, al ser escuchados en inglés favorecen el desarrollo de la imaginación y exponen al niño al conocimiento de la tradición oral inglesa.

Algunos sitios para escuchar Cuentacuentos en Madrid en inglés:

  1. El Instituto Internacional ofrece cuentacuentos en inglés un sábado al mes. Este instituto creado en Massachusetts tiene como uno de sus objetivos fundamentales el intercambio cultural entre España y Estados Unidos. Consultar disponibilidad, precios y horarios.
  1. Cuentacuentos en inglés en las tiendas FNAC.

En otro orden de ideas, diferentes investigaciones han demostrado que la música es fundamental para el desarrollo completo del niño y para reforzar el dominio de idiomas. En Madrid también se ofrecen varias opciones para desarrollar en los pequeños habilidades musicales y el baile en inglés:

  1. Kindermusik ofrece clases de música y movimiento en inglés. Consulta precios y horarios.
  1. Twinkletots ofrece clases de baile y música en ingles. Su especialidad es el ballet.
  1. En Hello English, se ofrecen clases de baile y actividades en familia.

Otra opción muy buena para estimular la práctica de este idioma son las manualidades. Esta actividad capta la atención y desarrolla su imaginación mientras practica el inglés de forma lúdica. En La Bolsa Mágica se ofrecen talleres semanales. Más información. Asimismo, el pub Irlandés The Irish Rover, ofrece todos los domingos a las 15h talleres y actividades gratuitas para los niños.

Si hablamos del teatro, esta disciplina también favorece el dominio del inglés hablado y escrito, además de que les disminuye el miedo a hablar en público. En Madrid existen varias organizaciones que ofrecen talleres de teatro para niños:

  1. Act Out
  1. La Bolsa Mágica

Si en cambio preferís actividades al aire libre, Serenata Escapes ofrece clases de teatro, baile y deportes en exteriores y en Inglés. Calendario.

Por último, recomiendo visitar la web del British Council  ya que periódicamente realizan talleres en inglés, abiertos al público general, de cuentacuentos, manualidades, teatros, etc. Los Museos Cerralbo y Sorolla esporádicamente también imparten talleres muy interesantes para los más pequeños.

Teacher Silvia Diez de Rivera,

Profesora de Infantil en el Colegio Orvalle

Artículo original publicado aquí

SIETE CLAVES PARA TRIUNFAR EN LOS ESTUDIOS

¿Quieres afrontar un curso académico en el que tus hijos lleguen a junio sin problemas, y habiendo sacado el rendimiento adecuado a sus personales capacidades? Ya acabado el primer trimestre, todavía estáis a tiempo.

Prueba con estas siete claves, y hablamos en junio. Son gratis. Sólo requieren decisión.

  1. Reunión familiar con todos los hijos para poner, lo más entre todos posible, las normas que regirán el día a día en las jornadas laborales y los fines de semana.

Estas normas diarias serán pocas: tiempo de trabajo estudio, tiempo de ocio y opciones posibles, horarios de aseo personal, cena y hora de acostarse.

Evidentemente cada familia es un mundo y lo que vale a una, no vale para otra. Sin embargo tener claro el “estilo propio familiar de vida diaria” que hemos de vivir, nos evitará persecuciones para cumplir y agotarnos en el intento de cada día. Necesariamente deben quedar diáfanas las consecuencias personales, no familiares sino personales, del incumplimiento de lo acordado.

  1. Evaluación inicial correcta, por agentes externos a la familia.

Inútil es poner los libros delante si no sé por dónde cogerlos. Aceptar el nivel que tengo ahora, da igual por qué lo tenga… la verdad es que lo tengo, y partir de ahí. Esa evaluación del “estado del conocimiento” lo marca el Colegio en los primeros días de curso con su informe inicial y es lo que hay, aunque nosotros pensemos que sabemos más. El centro y los padres harán un plan concreto de “puesta al día a corto plazo” si fuera necesario.

  1. Trabajo diario, desde el primer día. Trabajo, no realización de tareas simplemente.

El estudiante, da igual el nivel, no sólo realiza las actividades que se les encomienden para el día siguiente, sino que ha de asegurarse que los diferentes contenidos que se han trabajado en clase ese día concreto se han entendido y se saben. Para esto basta con estar atento a las clases, y repasar en profundidad lo trabajado en el aula.

  1. Estas en el colegio que has elegido. No se pone en discusión las normas de ese Colegio. Las aceptamos, las asumimos como propias.

Es el Colegio quien marca el ritmo. No puede ser de otra forma para llegar al contenido global según las programaciones elaboradas. En el caso de no estar de acuerdo con alguna medida que el Centro adopte, los padres siempre transmitirán a sus hijos su total acuerdo con lo que el colegio ha propuesto. Después se habla con el responsable de nuestro hijo y le pedimos que nos aclare aquello que no entendemos. Muchas veces de esos encuentros se producen rectificaciones porque ha sido un error, y otras los padres entenderán el por qué ha de ser así. Todos tranquilos.

  1. Indicadores de efectividad semanales, del plan acordado.

Cada fin de semana, viernes o sábado por la mañana, de forma muy concreta se revisan los resultados reales de lo acontecido durante la semana. Según sean más o menos acorde con lo que debe ser, se marcan los tiempos para la puesta al día durante el fin de semana de lo no realizado de lunes a viernes. Objetivo: el lunes estamos al día.

Dilatar estos indicadores de efectividad simplemente nos puede llevar a una situación de emergencia nada conveniente. Si cada semana aseguramos que se ha hecho lo que se ha de hacer, los ajustes no serán necesarios, o serán tan leves que tendremos tiempo para todo lo propio del fin de semana: descanso y un sano ocio para todos, en un clima relajado y tranquilo.

  1. Aceptar la responsabilidad de cada cual. Los protagonistas de los buenos o no tan buenos resultados, no son los profesores ni los padres.

Es el estudiante el responsable de su estudio, su aprendizaje y su evolución académica. Los padres nos limitaremos a confirmar que las tardes se desarrollan según lo “pactado” entre todos.

No se hacen las tareas con los más pequeños, ni se “controla a diario” el trabajo de los mayores. Esto sólo podrá ser la excepción que confirma la regla y por motivos específicos, puntuales y extraordinarios. Ellos viven su vida, nosotros no podemos, no debemos vivirla por ellos.

  1. Ante los resultados adversos, saber descubrir lo positivo que tienen y encontrar la solución.

Se han cumplido los objetivos; se han cumplido las normas de cada día y los resultados no son aceptables. Eso es desalentador si simplemente nos fijamos en “la nota obtenida” o es una ayuda enorme, porque nos hace descubrir aquello que, creyendo que habíamos aprendido, no lo hemos hecho de forma adecuada y nos da la oportunidad de rectificar inmediatamente, sin que se produzca una laguna cada vez más difícil de superar. Un suspenso puntual, no es más que el aprendizaje necesario para gestionar mejor nuestros esfuerzos, corrigiendo los fallos que tuvimos sin intención. Ese suspenso, nos ha servido de una inestimable ayuda.

Si he sabido concretar lo suficiente, estáis de acuerdo con lo planteado y sois capaces de tener la fortaleza de llevarlo a cabo, el triunfo está asegurado.

Acabo con esta afirmación: el éxito escolar se asienta, por pura madurez evolutiva, en la fortaleza de los padres que facilitan, al tiempo que exigen, que lo pactado se cumple. Todos, padres e hijos. Es el marco de convivencia que nos hemos dado y todos cumplimos, para estar tranquilos y ser felices, incluso en las dificultades, que aparecerán, pero sabremos gestionar sin estridencias.

Lourdes Giner Rodríguez,

Profesora del Colegio bilingüe Orvalle

Artículo original publicado aquí

Jaime Garrastazu, cofundador de Pompeii, en el Colegio Mayor Somosierra

El Colegio Mayor Somosierra tuvo la magnifica visita de Jaime Garrastazu, cofundador de Pompeii, el cual dejo boquiabiertas a nuestras colegialas. Se sinceró por completo con nosotras, creando un clima de confianza y confort. Nos contó al detalle su experiencia como emprendedor, experiencia que había comenzado en tercero de carrera, al comienzo de un largo camino

Artículo original publicado aquí

Por los que más lo necesitan

Apertura, darse, descubrir las necesidades de otros. Valorar lo que tenemos, actitud de agradecimiento, sacar tiempo para otros… Las encargadas de este curso de Voluntariado, con Tere García a la cabeza, han tenido claro desde el principio que hacer voluntariado no es solo una aportación importante a la sociedad y a las personas concretas que

Artículo original publicado aquí