Durante los más de dos meses que llevamos de confinamiento el uso de las pantallas en el hogar ha crecido considerablemente. El poder continuar con la actividad del cole “de otra manera” ,-con el telecolegio- ha sido posible gracias a la existencia de los medios digitales.

Al mismo tiempo muchos padres habéis mostrado la preocupación por “la otra cara de la moneda” del tiempo y uso que hacen vuestros hijos de las pantallas. 

La plataforma Empantallados junto con GAD3 han realizado un estudio sobre el el impacto de la tecnología en los hogares españoles, durante este confinamiento. Además, el informe se completa con la opinión de expertos en educación y salud, así como recomendaciones sobre cada tema dirigidas a las familias, para fomentar u

El estudio recoge  los principales datos en torno a 7 claves:

  1. Uso de pantallas :El entretenimiento digital de los menores ha aumentado considerablemente: de lunes a viernes, los más pequeños las utilizan a diario durante casi cuatro horas, un 76% más que antes del confinamiento. El fin de semana, la media es de cinco horas al día, lo que supone un aumento del 33%.
  2. Teletrabajo y conciliación: La mayoría de los entrevistados (el 59%) piensa que está mucho más unido a sus hijos que antes del inicio del confinamiento.
  3. Las pantallas han creado nuevas oportunidades. El 85% de los padres y madres reconocen que las pantallas han creado nuevas oportunidades para hacer cosas con sus hijos, como ver películas o jugar juntos.
  4. Conflictos durante la cuarentena.El 25% cree que la tecnología ha aumentado los conflictos con los hijos. Y cuatro de cada diez padres opinan que necesitan crear hábitos de desconexión.
  5. Una oportunidad para hablar con los hijos. El 67% de los padres afirman que este tiempo ha sido una oportunidad para hablar con sus hijos sobre cómo hacer un uso saludable de las pantallas. Más del 80% de los padres y madres de hijos adolescentes afirma haber hablado con ellos sobre bulos y fake news.
  6. Riesgos y preocupaciones. La relación con desconocidos, el acceso a contenidos inadecuados y el ciberacoso son los peligros que más preocupan a los padres. Respecto a los efectos de un uso indebido de la tecnología, la pérdida de salud ocular y el insomnio son los elementos que más inquietud les producen.
  7. La educación tras el COVID. Seis de cada diez padres (59%) han mejorado su opinión sobre la educación online.  El 85% cree que, a partir de ahora, se hará un mayor uso de la tecnología en el entorno escolar. El 77% considera que llevará a una actualización del profesorado.

En definitiva, el estudio muestra cómo las familias son conscientes de las ventajas que reporta la educación digital pero como padres deben estar al tanto y afrontarlo en la educación de los hijos.

AQUÍ podéis ver el estudio completo.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *