Las alumnas de 1º a 3º de la ESO, dentro de la formación que reciben cada semana, tuvieron la ocasión de conocer de cerca la experiencia de Mercedes Luco como enfermera de la Fundación Jiménez Díaz. Su testimonio tuvo mucho impacto en las alumnas, y por eso quisimos hacerlo extensible a toda la familia de Orvalle. A continuación reproducimos su testimonio, que también puedes encontrarlo en formato video al final de esta noticia.

Testimonio de Mercedes Luco

Mercedes Luco junto a sus compañeras de trabajo en la Fundación Jiménez Díaz.

Soy Mercedes Luco, madre de un niño y una niña de infantil que estudian en el Colegio Orvalle, y enfermera de Neumología de la Fundación Jiménez Díaz. Agradezco al colegio la oportunidad de poder contar la experiencia que estamos viviendo el personal sanitario. A pesar de lo que se pueda pensar de antemano, en medio de situaciones dramáticas como esta sale a relucir lo mejor del ser humano, prueba de que Dios nos proporciona la fuerza y la Gracia para afrontar este momento de Cruz.

”En medio de situaciones dramáticas como esta sale a relucir lo mejor del ser humano, prueba de que Dios nos proporciona la fuerza y la Gracia para afrontar este momento de Cruz”, Mercedes Luco.

Ha pasado ya casi un mes desde que ingresamos al primer paciente con coronavirus en nuestro hospital; nuestra planta fue la que se preparó y acogió este primer caso. Con el ingreso comenzaron los nervios, las reuniones, la incertidumbre hacia lo desconocido. Mil preguntas por contestar y, en pocos días, caos. Mucho caos. Empezamos a ver entonces cómo en medio del caos surgen a la vez innumerables cosas buenas.

”Empezamos a ver entonces cómo en medio del caos surgen a la vez innumerables cosas buenas”, Mercedes Luco.

Mercedes Luco junto a su marido y sus 3 hijos.

 Trabajamos duro, sin descanso, dando los mejores cuidados posibles en estas extraordinarias circunstancias. El equipo es más equipo que nunca. A menudo la frustración se compensa con la sonrisa de una compañera que te pregunta qué necesitas y te releva un rato para que descanses; consolando a un paciente tomando su mano, dedicándole una palabra amable en su soledad; con las cartas anónimas que imprimimos todos los días a los pacientes que les animan a seguir luchando para volver a casa con sus familias; con las amistades circunstanciales surgidas entre quienes comparten enfermedad y habitación.

A menudo la frustración se compensa con la sonrisa de una compañera que te pregunta qué necesitas y te releva un rato para que descanses”, Mercedes Luco.

Claro que también lloramos la muerte de los pacientes que un día están a tu cargo y que al día siguiente ya no están. Podría contar mil cosas más.

Encuentro también consuelo en casa, con mi marido y mis hijos, donde podemos dar muchas gracias a Dios por estar bien. La cuarentena nos permite tener tiempo para el rezo del rosario en familia y también para hacer algo de ejercicio juntos.

”Leer todos los mensajes de apoyo y saber cuánta gente está rezando por nosotros es lo que nos da fuerzas para afrontar otro día más de lucha”, Mercedes Luco.

Desde mi hospital ofrezco todo mi trabajo y oración por todas las familias del cole que lo están pasando mal y por sus familiares ingresados.

[embedded content]

Preguntas de las alumnas

Algunas alumnas de 1º de la ESO hicieron llegar sus dudas a Mercedes tras haber visto el testimonio. Las reproducimos a continuación, por si tú también las tienes:

  • ¿Alguna vez has pensado que querías parar de ser enfermera durante la pandemia? ¿Cómo se siente una siendo enfermera del coronavirus?Ánimo que un día más de trabajo es un día menos de enfermedad (Danniela Rubio 1ESO A)

Mercedes Luco junto a otras enfermas.

”Hola Danniela, muchas gracias por el ánimo. Pues la verdad es que en muchas ocasiones me he planteado dejar la enfermería, pero no durante la pandemia. Me encanta ser enfermera pero los turnos de trabajo son complicados cuando tienes niños pequeños. Gracias a Dios me puedo compaginar bien con mi marido, y puedo estar cuidando al paciente a pie de cama, que es lo que me encanta. Durante la pandemia en cambio estamos dándolo todo, y siendo más conscientes que nunca, de lo necesarios que somos. Estoy muy orgullosa de poder ayudar y estar en el centro de la pandemia, estoy aprendiendo mucho”, Mercedes Luco.

  • ¿Cómo se gestiona el sentimiento de impotencia? (Victoria Irabirren 1ESO A)

”Hola Victoria, muy buena pregunta. Al principio como había tanto caos y no estábamos del todo organizados en el hospital nos volvíamos a casa derrotados, algunos con mucha ansiedad,.. Empezamos a tener sesiones con los psiquiatras para que nos dieran algunos consejos y hacer sesiones de relajación, porque son muchas horas seguidas en tensión. Saber que lo damos todo en el turno y que cuidamos a los pacientes lo mejor que sabemos y podemos me hace tener la conciencia tranquila. En mi caso rezar todos los días un poquito y hacer deporte en casa me ayuda también a desconectar”, Mercedes Luco.

  • ¿Cómo te sientes al saber que a la persona que estás cuidando está saliendo adelante?

Mucha alegría. Además, en el caso de nuestra planta donde están los pacientes más delicados pues doble alegría. Y nos reconforta saber que las noticias que van a recibir la familia de esos pacientes van a ser buenas”, Mercedes Luco.

  • ¿Qué crees que sienten los pacientes o que sientes tú al tener que tratarles con tanta protección? (Sofía Martin 1ESO A)

”Me encantan las frases tan bonitas que has escrito y coloreado, ¡¡¡muchas gracias!!!

Pues nosotras en principio agobio, porque el equipo de protección que llevamos está compuesto de una bata impermeable (que acabas empapada de sudor), una mascarilla (que nos deja muchas marcas en la cara) y unas gafas que cubren toda la parte de los ojos (siempre acaban empañándose y no vemos muy bien por ejemplo para pinchar vías o sacar analíticas a los pacientes).

Y a los pacientes los pobres, no nos reconocen, están un poco confusos sobretodo cuando salen de la UCI. 

Da la sensación de que son una barrera para tratarles de forma humana y cariñosa, pero nos buscamos nuestros trucos para siempre estar lo más cercano posible a ellos.

Nos pegamos carteles con nuestros nombres en las batas, o nos ponemos dibujos con mensajes de ánimo que nos hacen los hijos de las compañeras de equipo. Nos pintamos una sonrisa en la mascarilla y además sonreímos porque a pesar de toda la protección que llevamos ellos saben que estamos sonriendo”, Mercedes Luco.

Muestras de agradecimiento

Algunas alumnas quisieron hacer llegar a Mercedes su cariño y agradecimiento por la labor que tantos sanitarios están realizando.

  • Mariola Osorio le quiso trasladar a Mercedes su agradecimiento:

    Mercedes Luco junto a dos compañeras de trabajo.

Gracias a todos los enfermeros, por todo el servicio, por todo el cuidado. Gracias por que lo estáis dando todo, siempre pensando en los demás, por el valor que estáis teniendo y por ser tan humildes. Gracias por todo el trabajo, por todo lo que estáis haciendo, y, que además lo hacéis con todo el amor y cariño, y sensibilidad, hacéis que, toda persona que, en un día, su vida ha cambiado, ha pasado de estar en su casa a estar en una cama de hospital. Vosotros hacéis que se sientan como en casa, apoyándolos emocionalmente siempre, para que les ayude a superar la enfermedad, por muy grave que sea. Sois la persona que todo paciente desea, la persona que les cuida y trata de hacer lo posible para que salga todo bien, y que no estén nunca tristes, que nunca se sientan solos.

¡GRACIAS!

  • Paula Martin (1ESO A) también mostró su agradecimiento por la dedicación tantos sanitarios:

Gracias Mercedes porque sabes hacer tu labor, aunque dificil, siempre con una sonrisa y repartiendo alegría.

  • Isabel Bezos (1ESO A) le contó lo que ella estaba haciendo para aportar en esta crisis sanitaria:

”Yo he seguido la iniciativa de las Rozas «Desayuno para los médico» y he heccho dos bizcochos para los que no pueden ir a casa a dormir tengan un desayuno rico que les de fuerzas para seguir luchando”, Isabel Bezos

-A lo que Mercedes contestó agradecida:

”Qué gran ayuda Isabel. La verdad que nos ayuda mucho estar fuertes y bien alimentados y seguro que han encantado tus bizcochos a los médicos. Muchas gracias por tu colaboración”, Mercedes Luco.

  • Patricia Fernandez, alumna de 1ESO A, también quiso trasmitirle su agradecimiento:

”Yo quiero agradecer tu espiritu de servicio que es un ejemplo para todos”, Patricia Fernández.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *