Nos encontramos a poco menos de un mes para que termine este curso escolar tan inusual, y con las notas ya entregadas, es un buen momento para hacer un parón, ver cómo van nuestros hijos a nivel académico y preparar  con ellos el último sprint.Alumnas del Colegio Orvalle.  Clara Sordo, Orientadora del Colegio Orvalle, nos da 6 tips para mejorar el rendimiento académico, que puedes adaptar según la edad que tengan los niños.

1) Toca tierra

Después del ritmo vertiginoso de teletrabajo al que estamos sometidos, es importante pararse a conocer la realidad sobre cómo va cada hijo en sus estudios. Es probable que hayas recibido información a mitad de trimestre sobre su evolución. En Orvalle, la preceptora se habrá puesto en contacto con vosotros o con vuestras hijas para transmitir cómo va en cada asignatura. Estos datos son muy valiosos para poder reorientar el trabajo en este último mes.

2) Detecta los puntos críticos

En esta infografía os facilitamos algunas pautas para adaptar el estudio a esta situación de confinamiento. Revisad aquellos aspectos en los que pueden haber pinchado por cansancio, por falta de hábitos o por otras razones.

Revisar posibles distracciones

Quizá el espacio en el que trabajan no sea el más adecuado,  porque estén expuestos a muchos inputs familiares, o el problema venga de los dispositivos electrónicos que utilizan (abuso de chats, mails, notificaciones…); dadles pautas para que aprendan a aprovechar el tiempo y solo se conecten en los momentos acordados. En la sesión impartida por María Zalbidea a las alumnas de la ESO, puedes encontrar tips útiles, así como en la plataforma Empantallados.

Planificación

Muchos despistes en las entregas de trabajos se deben a una incorrecta planificación. Revisad el uso que hacen de su agenda o del sistema que utilicen para organizar sus tareas. Un elemento clave de la planificación es chequear, no solo que se han realizado los trabajos, si no que se han enviado correctamente. En este enlace puedes encontrar un planificador para descargarte y rellenar cada semana, así como tips útiles de planificación.

Feedback del profesorado

Si no tenéis claros los puntos de mejora en una asignatura concreta, poneos en contacto con el profesorado y podréis saber si el problema es por falta de estudio, por trabajos entregados pero con mala calidad, por no seguir las indicaciones pautadas, por exámenes con bajas calificaciones… ¡Estamos a vuestra disposición!

 

  3) Recalcula la ruta

En función de esos puntos críticos analizad las causas de las calificaciones por debajo de lo esperado para poder aplicar el remedio oportuno. Hacedlo con serenidad ya que hay muchos factores implicados y no todos dependen del trabajo de vuestros hijos: entregas de trabajo pendientes por problemas técnicos, semanas de caos familiar, falta de equipos informáticos en la familia…

 

   4) Afina el tiro

Trazad un plan con ayuda de vuestra preceptora. Empezad por analizar las asignaturas troncales, y dentro de estas, los contenidos principales. Aunque el primer trimestre del próximo curso se hará un repaso a fondo, estas últimas semanas son un buen momento para afianzar los contenidos esenciales (cálculo, resolución de problemas, fluidez y comprensión lectora, expresión escrita, ortografía…). El proyecto recientemente estrenado, Orvalle Shake Up, puede ser una oportunidad para hacerlo de forma divertida.  Además, si tienen especiales dificultades con alguno de estos aspectos, no os preocupéis, porque al ser objetivos  que se arrastran todos los cursos, lo conseguirán más adelante, cuando su desarrollo madurativo sea el adecuado. Si el rendimiento es mejorable en otras asignaturas, revisad con vuestros hijos  entregas pendientes y animadles a que realicen trabajos voluntarios o para subir nota.

 ”Trazad un plan con ayuda de vuestra preceptora. Empezad por analizar las asignaturas troncales, y dentro de estas, los contenidos principales”, Clara Sordo.

5) Pide ayuda

El profesorado es muy consciente del esfuerzo que todos estamos haciendo para adaptarnos a esta forma de aprendizaje, pero es un hecho que por muy bien queAlumna del Colegio Orvalle. se haga, en educación, lo virtual nunca va a igualar a lo presencial. Los profesores necesitamos ver la cara de nuestros alumnos cada día para palpar su esfuerzo, las circunstancias familiares a las que se enfrentan, los aspectos sociales que les influyen…,  y esto, en la situación actual que vivimos, es mucho más difícil de intuir. Por eso es necesario un esfuerzo extra por comunicar las circunstancias que pueden estar afectando al rendimiento de nuestros hijos.

En los cursos más altos de primaria pueden ser ellos mismos quienes escriban un mail al profesor exponiendo una dificultad para realizar una tarea, o pidiendo que al finalizar una clase presencial le resuelva una duda, enviando antes del examen una muestra de lo trabajado para que pueda valorar el esfuerzo, o pidiendo ejercicios extras para preparar mejor un examen…

 ”No hay mejor motivación que comprobar el orgullo de tus padres y la satisfacción propia ante el trabajo bien hecho”, Clara Sordo

6) Valora su esfuerzo

Reconocer todo el trabajo realizado durante estas semanas de confinamiento y elogiar los logros conseguidos es un bueno modo de reactivar la motivación necesaria para afrontar  este sprint final. Serán muchas las acciones que podáis alabar de vuestros hijos en estos días en los que habéis podido conocerles más a fondo. No hay mejor motivación que comprobar el orgullo de tus padres y la satisfacción propia ante el trabajo bien hecho.

Infográfico con las 6 pautas para mejorar el rendimiento académicoInfográfico con 6 pautas para mejorar el rendimiento académico de los niños.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *