El Salón de Actos del Colegio Saladares acogió el Acto de imposición de insignias a la XXV Promoción de Saladares.

Los alumnos de esta promoción terminan de esta manera sus estudios en Secundaria Obligatoria.

 

La Jornada comenzó con una mesa redonda en la que participaron alumnos de 2º bachillerato que les contaron su experiencia, durante los dos últimos cursos que han realizado, así cómo sus expectativas futuras tras concluir el bachillerato. Con un animado y distendido diálogo los alumnos de 4º de ESO empezaron a hacerse conscientes de que algo se estaba acabando.

foto de grupo 4º ESO

Tras una Misa de Acción de gracias en el Oratorio del Colegio y un desayuno con los profesores que pudieron acompañarles continuaron con unas actividades deportivas.

 

Un almuerzo con las familias sirvió de preámbulo al acto académico con el que culminaría la jornada y que, de forma simbólica, implicaba la terminación de los estudios obligatorios y el comienzo del bachillerato: la imposición de insignias.

Angus Martos

Durante el acto la lección magistral fue impartida por María Angustias Martos, madre de la promoción y profesora titular de Derecho Civil en la UAL. La conferenciante comenzó agradeciendo a las familias, al profesorado y a los propios alumnos estos cuatro años de Enseñanza Secundaria Obligatoria para, a continuación recordarles que esa etapa “obligatoria” daba paso a otra en la que ellos serían los principales constructores de su futuro en la que además de desarrollar conocimientos, habilidades y competencias deberían de forjar una serie de valores que les harían ser mejores personas.

 

Tras la lección los alumnos recibieron las insignias y dos de ellos leyeron una breve memoria de los cuatro años de Secundaria y presentaron un vídeo con imágenes significativas de la misma.

 

Los miembros del consejo de curso entregaron a las madres encargadas de curso unos ramos de flores como muestra de agradecimiento a las familias

mesa presidencial

Jaime Diaz, director de Saladares, tuvo unas cariñosas palabras para este grupo en las que recalcó la importancia de desarrollar valores. También agradeció a los padres la confianza que tienen en el Colegio, por confiarnos a su bien más preciado y terminó con unas palabras de reconocimiento al claustro de profesores por la entrega y el trabajo extraordinario que demuestran cada día en su labor docente y de formadores de estos chicos que ven completado en este acto, su paso por secundaria.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *