Alberto Guevara

He estudiado Derecho y, aunque mi verdadera vocación está en el ejército, también quiero hacer un Máster en Derecho Internacional, el cual creo que será útil en mi futura profesión.
Para mí es muy importante dedicar tiempo a mi familia.
En mi tiempo libre me gusta jugar al rugby, que es un deporte con valore. Pero también le dedico tiempo a los deportes electrónicos y al estudio de la bolsa.

1.- ¿Cuánto tiempo hace que acabaste en Alborada? ¿Qué recuerdos tienes del colegio?
Hace ya cuatro años que terminó mi etapa como alumno en el colegio. La verdad es que los recuerdos son innumerables y podríamos estar hablando de este tema horas sin descanso. Honestamente, todos son positivos. La verdad es que el colegio ha sido un factor muy importante que ha marcado mi vida.

2.- ¿Qué estás estudiando? ¿Qué tienes pensado para tu futuro profesional?
Estoy terminando la carrera de Derecho y he aprobado la oposición al ejército. Te podría decir que haber estudiado una carrera a la que no me voy a dedicar el resto de mi vida ha sido un error, pues tengo claro que mi futuro profesional está en las fuerzas armadas, pero reconozco que terminar los estudios ha sido la mejor decisión a nivel profesional que he tomado. Se trata de conocimientos de los cuales voy a sacar provecho el resto de mi vida.

3.- Tengo entendido que haces labores de voluntariado
Desde que empecé en el colegio Alborada, he participado como voluntario en campañas solidarias de Navidad o en recogidas de alimentos y siempre he tenido muy presente este tipo de acciones. A día de hoy, es una actividad que suelo realizar mínimo una vez al trimestre y me llena plenamente a nivel personal.

4.- ¿Dónde has trabajado como voluntario?
Hasta hace dos años, mis experiencias se basaban en casas de acogida, comedores sociales, Cáritas, etc.
Pero fue en marzo de 2020 cuando me ofrecí como voluntario para Ifema, precisamente el día que comenzó la pandemia, y, después de unas semanas, acabé trabajando en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias como celador, todo ello a pesar de no tener ningún tipo de formación.
Han sido meses intensos con experiencias traumáticas y a la vez maravillosas. Pero la verdad es que me han llevado a un crecimiento personal.

5.- ¿Nos puedes contar alguna historia que has vivido de alguna situación durante la pandemia ¿
En mi período como celador he vivido de todo. He visto y he hecho cosas que nunca pensé que sería capaz de hacer y he aprendido a ver las cosas de una forma totalmente diferente.

He reído, llorado, me he enfadado e, incluso, he llegado a replantearme si de verdad merecía la pena tanto esfuerzo. Sin embargo, el hecho de trabajar con enfermos conlleva preocuparte de otras cosas y aprender el oficio de una manera muy sorprendente.

Entre las situaciones más difíciles a las que me he tenido que enfrentar, podría destacar momentos duros con personas conocidas, familiares, vecinos o miembros de Alborada.

Ha sido una experiencia entrañable de la que me voy a llevar imágenes difíciles de olvidar. Pero también he visto como daban el alta a padres de familia, a jóvenes y abuelos que eran recibidos por sus nietos. Volvería a tomar la decisión de trabajar durante la pandemia, mil y una vez.

6.- ¿Cómo te afectado personalmente, tu trabajo como voluntario?
A mí, esta experiencia me ha cambiado la vida

7.- ¿Crees que tus años en Alborada han influido en tu trabajo como voluntario?
Totalmente, al final, los jóvenes de hoy en día somos el fruto de la educación de nuestros padres, la educación que recibimos en la escuela y de nuestro propio esfuerzo.

Sin embargo, no creo que hubiese tenido la valentía y las ganas de enfrentarme a un voluntariado como este, de no haber tenido presentes todos los anteriores, que realicé junto a mis compañeros y profesores en el colegio.

Además, te aseguro que la Fe ha sido algo imprescindible en esta experiencia. Y en Alborada tienes la oportunidad de acercarte a Dios, cuando es algo que hoy en día pocos colegios te ofrecen de manera tan libre y personal.

8.- ¿Qué dirías a la gente de tu edad para animarles hacer voluntariado?
Básicamente les diría que lo hagan si les sale del alma. Es muy importante ponerle pasión y amor a este tipo de actividades. Es algo que das de ti mismo a los demás, sin nada a cambio, y que te aporta un bienestar personal. Aunque a veces eso conlleve un esfuerzo físico y mental muy grande.

Sabiendo esto, como opinión personal, les diría que es algo necesario, que hay gente que depende de esto al 100%, y lo único que tienen para darte a cambio es su gratitud.

Les aseguro que es mucho más satisfactorio que algo meramente económico.

9.- Dada las situaciones que has vivido ¿Has tenido el apoyo de tu familia y de los amigos?
Te diría que sí, porque han sido muchas las personas y familiares que me han estado preguntado e incluso felicitando acerca de mi trabajo en el hospital. Sin embargo, durante el tiempo que estuve en primera línea, las situaciones que tenía que afrontar afectaban a mi estabilidad emocional y no me gustaba hablar de ellas, ni siquiera a día de hoy lo hago. Entonces, si uno se encierra en sí mismo, es difícil que tu círculo cercano te ayude. Lo que tengo claro es, que siempre que lo he necesitado, he podido contar con personas en las que apoyarme.

10.- ¿Crees que este tiempo pasado te ha hecho mejor persona?
Creo que me ha aportado humildad y me ha hecho darme cuenta de que tengo que valorar más las cosas cotidianas. Ha sido un aprendizaje personal en todos los sentidos.

Asique te diría que si, creo que me ha hecho ser una mejor persona. Sobre todo, una persona mas simple.

Artículo original publicado aquí

Dejar un comentario