Las tan ansiadas primeras comuniones pudieron celebrarse finalmente en el colegio Alborada. Un total de 47 alumnos recibieron la primera comunión en el oratorio del edificio de primaria acompañados de algunos familiares (pocos debido al aforo). Las celebraciones respiraban un cierto aire de intimidad y Fe. Las ceremonias estuvieron muy cuidadas en todos los detalles.

Las familias siguieron con atención y porque no decirlo también con mucha emoción las distintas partes de la liturgia, pues era un gran día para sus hijos.

Agradecemos a la capellanía del colegio y también a los profesores de Primaria la preparación de los alumnos y su empeño en que esté año también hubiera comuniones en Alborada.

El coro nos demostró una vez más que la música puede ayudarnos a vivir mejor esos momentos tan importantes de nuestra vida, como es recibir por primera vez a Dios. Como dijo San Agustín, “el que canta ora dos veces”.

Artículo original publicado aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *